29.3.16

Mis experiencias fantasmales

Visto el interés que ha despertado el hablar sobre fantasmas en la entrada anterior, hoy quería compartir con vosotros las experiencias más tochas que he vivido relacionadas con espectros.

Quería decir en primer lugar que este tema me lo tomo muy en serio y que siento un profundo respeto por quienes me precedieron en este mundo. E igual que nosotros, los que estamos vivos, nos podemos sentir atrapados en alguna experiencia traumática del pasado, creo que así algunos muertos pueden quedarse atrapados en aquellos sitios que les causaron tanto dolor. Por eso cuando me acerco a este tipo de investigaciones lo hago con la intención de aportar algo de calidez y esperanza a quienes están atrapados entre los dos mundos.

Y dicho esto, vamos con los escenarios que más me han marcado ^^.

- Mi casa, Madrid

Aquí es donde empezó todo. La experiencia más dura que viví aquí fue cuando tenía unos 12 años. Estaba sola en casa con mi perro Blues, y en la habitación de mi hermano se empezaron a escuchar unos ruidos raros. Sonaban como cuando pegas en el aire con un palo. Me quedé inmóvil, pero lo peor de todo fue cuando mi perro empezó a mirar hacia esa habitación, llorando, y buscó esconderse detrás de mí. Poco después llegó mi madre y todo se calmó. Alguna vez me he preguntado qué pasó aquella tarde en aquella habitación, pero realmente nunca he querido saber la respuesta.

Y la otra experiencia en mi casa os la conté un poco en esta entrada en la que os hablaba sobre las alteraciones del sueño que sufría, pero si me permitís os la recojo aquí otra vez. Como ya os contara, esas alteraciones del sueño me provocan una serie de alucinaciones o bien cuando me despierto en mitad de la noche o cuando estoy a punto de dormirme. Antes de descubrir que se trataba de eso, y en vista de las anteriores experiencias con cosas raras que había tenido, mi teoría es que las alucinaciones, esas cosas que veía en la oscuridad, que se movían y de pronto desaparecían estaban provocadas por fantasmas. Así que una noche, después de pasar varias noches teniendo estas alucinaciones, me planté grabadora en mano después de despertarme y ver otra alucinación, y lancé alguna pregunta al aire. Cuando revisé la grabación, mi primera pregunta fue: "¿Estás aquí conmigo verdad?", y a los pocos segundos se oyó un pequeño golpe y luego un "Sí, estoy". Después hice otra pregunta en el momento justo en que aquella voz volvía a decir algo, pero no he logrado entenderlo. Y eso es lo único que escuché.

Quizá alguno os preguntéis que cómo puedo seguir viviendo aquí tan tranquila después de estas cosas. La respuesta es muy sencilla, al principio me daban miedo porque creía que eran entes malos, que querían hacer algo malvado, hasta que descubrí que hay espíritus que pueden habitar las casas y acompañar a sus habitantes. Me gusta pensar en ese espíritu como un duendecillo, y por eso le hice una pequeña casa, le invité a vivir allí, le pongo cada día agua fresca, le he dado unos tesorillos y de vez en cuando nos ayuda a encontrar cosas que se nos pierden, nos las deja en su sitio al día siguiente ^^.

- Granátula de Calatrava, Ciudad Real

Una asignatura de la carrera, en la especialidad de Arqueología, tenía lugar en julio, donde pasábamos quince días en un yacimiento aprendiendo todo el proceso previo y posterior de una excavación arqueológica. Pues bien, éramos unos quince alumnos reunidos en el pueblo de Granátula de Calatrava y el lugar que nos habían habilitado para dormir y dar las clases era el centro cultural. Era un edificio amplio, con su escenario y justo en lo que sería la primera y segunda fila (de haber tenido sillas el local) nos pusieron dos líneas de colchones para dormir. El resto de la sala tenía mesas para que pudiéramos dar clase allí y realizar todas las tareas que teníamos.

La primera noche dormimos muy bien, principalmente porque estábamos cansados del viaje. Pero después empezaron a oírse cosas. La primera que lo oyó fue una chica que por la mañana se quedó sola allí. Estábamos esperándola para ir a desayunar, pero como le quedaba un poco nos dijo que tiráramos, que luego nos cogía. Después nos contó que había escuchado pasos sobre el escenario. Nos quedamos un poco sorprendidos...

Hasta que llegaron las noches y la hora de dormir. Cuando todo se quedaba en calma, se empezaban a escuchar pasos: pasos a lo largo de la sala, pasos en el escenario, pasos entre las camas, y golpes, como si alguien estuviera golpeando las paredes... Nuestras mañanas tomaron la siguiente rutina: "Ey tía ¿has escuchado los pasos?" "Sí, joer, si ha pasado cerca de mi cama" "¿Tú has escuchado el golpe que dio en esa pared?" "Menudo bote pegué"... Y así casi quince días.

Lo que más me asustó fue una noche que nos quedamos tres trabajando (porque como buenos estudiantes si no te quedas las últimas noches trabajando hasta las tantas no molas ^^) en la zona de los baños. Era un pasillo muy amplio y llevamos allí una mesa para poder trabajar sin molestar con la luz a los que dormían. A eso de las 4 de la mañana la chica con la que estaba se fue a acostar y aproveché y me fui con ella, dejando allí al otro chico. Cuando entramos en el "dormitorio" con nuestras linternitas, pasamos cerca de la gran mesa de trabajo y casi a nuestro lado se oyó un ruido fortísimo. Total que nos asustamos, nos miramos y fuimos corriendo a nuestras camas.

Hablándolo con los monitores que nos guiaban en las prácticas, nos dijeron que todos los años los grupos que dormían allí oían cosas raras: pasos, golpes, incluso una vez una chica vio algo en el espejo de uno de los baños... También nos dijeron que la zona donde estaba este edificio era un antiguo cementerio pero tampoco sé decir hasta qué punto es verdad.

- Belchite, Zaragoza

Uno de mis sueños siempre fue ir a Belchite, y aprovechando que mi ex y yo nos preparamos un viaje para recorrer los yacimientos de la provincia de Teruel le planteé la posibilidad de escaparnos una tarde allí. Tras varias horas en plan "Jo, tío, venga vamos, jo, vamos a verlo, jooo, que está cerca, joer, ¿qué te cuesta?, jo, tío, vengaaaa...." pues me vi escribiendo a Belchite para reservar plaza en la visita diurna y en la nocturna.

No se me olvidará la sensación de tristeza que me invadió cuando crucé la puerta y vi esa destrucción desoladora, sentí como si todo el peso de la guerra, de la crueldad, se posara sobre mis hombros e intentara clavarme al suelo. Cuando logré hacerme un poco a esa sensación (aunque estuve toda la visita con un nudo en la garganta) empecé a apreciar la belleza de la ruina. En mi otro blog subí una foto de la que me siento muy orgullosa, porque creo que capta muy bien la sensación que transmite Belchite. 
Por la noche, volvimos a la sesión nocturna con las grabadoras preparadas. Preparadas para nada, porque como íbamos en grupo había un chico que se notaba que estaba acojonado y para aliviar tensión no paraba de hacer bromas y así es imposible grabar otra cosa... Pero me quedé con una sensación. En la iglesia que está al final de la calle (ahora no recuerdo su nombre) nos contaron la leyenda de un hombre un poco sádico cuyo espíritu ahora se dedicaba a molestar a los visitantes.

Recuerdo que nada más cruzar el umbral de esa iglesia me empezó a doler el pecho, sentía una fuerte opresión en él y me dolía bastante al respirar, pero quise aguantar y permanecer allí el tiempo que hiciera falta. En ese mismo sitio, al poco se oyó un golpe tremendo, un golpe que no todos los oímos, ya que solo unos pocos nos giramos tratando de buscar el origen, pero no había nada, solo oscuridad. Revisando las grabaciones, ese ruido no se captó. Noté un cambio brutal en cuanto volví a salir a la calle, ya no me dolía el pecho ni sentía la opresión de momentos antes, y el resto de la visita transcurrió con absoluta normalidad.

- Casa de Campo, Madrid

La verdad es que la Casa de Campo es un escenario perfecto para que te sucedan cosas raras. Las semanas de verano que las pasaba en casa de mi ex, como vivía al lado, al caer la noche nos bajábamos allí a correr, a caminar, a hacer algo de ejercicio. Una de las noches que ya volvíamos a casa, vimos en el cielo una serie de ovnis moviéndose en formación hasta que cada uno tiró hacia un lado distinto y desaparecieron. Imaginaos la situación: todo completamente a oscuras, no hay nadie más que nosotros dos, miras hacia el cielo y ves una serie de luces que se mueven como haciendo maniobras y de pronto se van y no hay nada. El corazón se nos aceleró, pero al día siguiente volvimos XD.

En un momento en que estábamos todo emocionados viendo Buscadores de Fantasmas, se nos ocurrió que la Casa de Campo, como escenario que había sido de la Guerra Civil, podría ser un lugar interesante para hacer sesiones de este tipo. Así que tras buscar el lugar idóneo para empezar, nos plantamos allí una noche con la grabadora y empezamos a hacer preguntas.

El hecho más significativo que notamos en ese momento fue cuando me senté al lado de la ruina y luego mi ex se sentó a mi lado y me dio con la grabadora en la cabeza. Dejó constancia de este golpe en la grabadora, para evitar que al escucharla lo confundiéramos con un ruido inexplicable. Pero el caso es que cuando se sentó dijo que no me había visto, que había con una mancha negra, una sombra muy oscura a mi alrededor que le había impedido verme.

Ya en su casa, estuvimos revisando la grabación, y captamos varias voces. Una de las más extrañas fue que en el momento en que mi ex me dio en la cabeza con la grabadora, él dijo: "Le he dado a Virginia en la cabeza" y por debajo se oye otra voz que dice: "Y yo". ¿Podría corresponder esa voz con la sombra oscura que parecía envolverme?

En otro momento de la grabación, pudimos oír ruidos como de bombas y alguna advertencia que me hicieron, ya que se oía una voz que decía: "Corre, chica, corre". Sin embargo, lo que más me tocó fue al despedirnos, porque se oyó una voz muy triste y angustiada que decía algo así como: "Por favor, seguid, oídnos". Quise volver allí y seguir hablando con ellos, pero mi ex se negó. Él tenía la sensación de que algo nos había seguido hasta su casa, porque tiempo después pasaron algunas cosas "raras" allí en su casa y yo sola no iba a volver.

No es que me dé miedo hacer esto sola, como ya os he comentado, mi intención es ayudar, y la única sensación que me invade es la emoción. Pero nunca sabes lo que puede pasar ni como pueden afectarte estas cosas, lo mismo te quedas sin energía y estás a punto de desmayarte, o crees oír o ver algo que no está, y es mejor tener otra opinión para contrastar. Es una cuestión práctica, más bien. Y además siempre es bonito compartir una experiencia de este tipo.

Y aquí lo dejo ya, siento haberme extendido tanto. La verdad es que cuando pensaba esta entrada en mi cabeza la imaginaba más corta ;P. Pero antes... ¿Y vosotros? ¿Habéis tenido alguna experiencia de este estilo?

Gracias por leer,
greetings from the coffin

6 comentarios:

  1. Yo te acompaño a la Casa de Campo a buscar psicofonías cuando quieras :P En verdad es una cosa que me causa curiosidad, la única cosa rara en la que cree mi padre, ya sabes.

    Lo más extraño que me ha ocurrido a mí fue una noche, mirando al cementerio de mi pueblo, ver como un humillo azulado flotando de una tumba. Nos acojonamo pero después, investigando, descubrimos el maravilloso mundo de los fuegos fatuos. Y ya ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿En serio te vienes conmigo a buscar psicofonías?? *.* Jooo es una de las cosas más bonitas que alguien me puede decir ^^. Pues ya mismo voy a ir preparando el equipo (ja-ja-ja) y lo vamos mirando XD.

      Oye pues tuvo que ser un espectáculo precioso, me encantaría verlo la verdad ;P

      Eliminar
  2. Muy interesante cómo relacionas el captar psicofonías con ayudar a las personas que están perdidas. A mí siempre me dio respeto por si acaso llamo la atención de algo malo, o algo.
    A mí de cosas extrañas me ha pasado: he visto cosas raras (tipo entrar en casa y verme desnuda en el espejo, durante un par de segundos, hasta que apareció la ropa no recuerdo si al pestañear, o girar la vista, o fijar la vista, o algo, porque era bastante cría). También he tenido contacto con algo que vive en mi casa ^^ una amiga me enseñó a utilizar la baraja española para utilizarla como herramienta de contacto, y entre otras cosas recuerdo que el ente que vive en mi casa, cuando le pregunté donde está me dijo que estaba conmigo, miro a un lado y veo en la puerta las vetas de la madera, que justo hacían la forma de una cara, pero con una expresión algo maligna... Tardé años en volver a intentar nada así.
    Lo que sí me suele pasar es que tengo presentimientos de si un día en especial (normalmente uno que esté planeando durante un tiempo) va a ser bueno o un desastre, y a veces sueño con cosas que se cumplen en poco tiempo...
    Y bueno, lo más simpático que me pasó ultimamente fue en el coche ^^: estudio en otra ciudad, entonces cuando voy a la mía tengo que hacer un viaje de unas 3h. Siempre voy con el pendrive con música aleatoria, y tal. Pues casi siempre, sobre todo cuando son fechas críticas para el tráfico, se me para la música justo cuando en RNE ponen la información de la carretera y el tiempo. Durante ese tiempo el pendrive no funciona, y se activa justo con la musiquita del tiempo. Igual tiene la explicación más tonta del mundo, pero me hace cierta ilusión pensar que en el coche hay alguien que se preocupa por mí ^^.
    Me ha encantado esta entrada, los asuntos paranormales en general me pueden xDD
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso como tú, me acerco a esto con mucho respeto, pero en el fondo siento que si algo malo se me acercara otro espíritu me protegería, no sé, es una sensación que llevo sintiendo desde hace un tiempo...
      Me han encantado tus historias, si es que lo paranormal también me puede y sí, creo que alguien se preocupa por ti mientras vas en coche ^^.
      ¡Muchas gracias por tu comentario y por compartir tus otras historias!
      ¡¡Saludos!!

      Eliminar
  3. Yo digo lo mismo que Holden, me apunto a ir a hacer psicofonías encantada. El mundo de los espíritus me llama muchísimo la atención, y no soy especialmente cagona con ello. Bueno, si me siguiera como a tu ex a casa, a lo mejor sí, qué incómodo xDD.
    El espíritu de tu casa me crea sensaciones contradictorias... Por un lado me da un poco de respeto; por otro me parece muy mono que os ayude a encontrar cosas, qué lindo xD.
    Lo de Ciudad Real me ha parecido emocionantísimo; vivirlas en grupo siempre es más interesante porque sabes que no ha podido ser tu sugestión mental, ya que otra persona lo ha escuchado también xD y lo de Belchite, tiene muy buena pinta, a lo mejor me planteo ir a conocerlo algún día, con visita nocturna asegurada :P.
    Lo de la Casa de Campo me ha flipado. ¿Conservas aún la psicofonía, o la de tu habitación? Sería interesante escucharlas. Lo que se escucha en la de Casa de Campo me entristece, la idea de pensar que el espíritu de alguien se pueda quedar atrapado aquí por algo tan traumático me parece muy triste. Lo de la sombra es harto curioso también.

    He de decir que sé que viví muchas siendo más pequeña, pues recuerdo haber salido de casa cagada de miedo, sinceramente, pero no recuerdo exactamente que pasaba. Lo que sí recuerdo es algo que pasó en casa de mi abuela, en mi habitación, dónde murió mi bisabuela. Ella murió por motivos un poco violentos.. Así que si un espíritu puede quedarse anclado aquí por algo así, no me extrañaría nada. Lo más hard que me ha pasado en esa habitación, fue una noche, en la que escuchaba unas uñas rascando en la puerta. No estaba asustada, curiosamente, más bien molesta. Le hablé, le dije, para, varias veces. Paraba un poco y luego seguía. Hasta que dije a tomar por culo, me levanté y abrí la puerta, diciendo "déjame dormir ya hombre" y paró xDD. Hace pocos días, en Semana Santa durmiendo allí, me desperté, y pude ver una zona más oscura en la habitación, en frente mía, ya sabes, como una mancha más negra. Curiosamente tampoco me dio miedo, aunque ahora contándotelo me de todo el mal rollo. Simplemente pensé que tenía que encender alguna luz para que la mancha se fuese, y saqué la linterna del móvil. Se me hace muy raro, la verdad, y no considero que esté tan sugestionada como para que mi cerebro se cree sus propias paranoias, pero tampoco sé interpretar el por qué de esas cosas. Es un tema complejo que me llama mucho la atención, y la naturalidad con la que tu lo tratas me encanta.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial que te apuntes a las psicofonías! Jajaja yo creo que a mi ex no le apetecía hacer más psicofonías y puso eso como excusa ;P La verdad es que no sé si las tengo aún, porque tuve problemas con los discos duro y no sé si las he perdido o qué, pero estoy intentando encontrarlas...

      Te recomiendo muy mucho ir a Belchite, merece la pena ir, aunque es inevitable sentir tristeza, el dolor que aún permanece allí...

      Madre mía, ese es un ruido que no soporto, y ahora que lo mencionas, recuerdo unas rachas en las que me pasaba algo parecido, aunque en mi caso lo oía en la almohada. Era como si hubiera algo dentro de la almohada y estuviera como arañando la tela, una noche estuve a punto de cambiar de almohada pero al final seguí con ella y hace ya tiempo que no me pasa XD.

      Sobre tu habitación ¿has pensado en hacer alguna psicofonía o algún medio de ponerte en contacto con quien sea que esté allí? Quizá sacaras algo en claro...

      Lo de las sombras oscuras, sinceramente lo veo normal, quiero decir que también he sentido la oscuridad moverse a mi alrededor, algunos puntos que están más oscuros de lo normal, que se mueven a otros rincones de la habitación y siempre he creído que eran algo...

      Me alegro de que te guste mi naturalidad, la verdad es que no se me ocurre otra forma de tratar estos temas, bueno este y cualquiera que se me ocurra XD

      ¡Gracias por tu comentario! ¡Saludos preciosa!

      Eliminar

Deje un comentario inmediatamente si le viene bien, y si no le viene bien déjelo igualmente XD