21.4.16

De Verne y mis viajeros

Son 20.000 palabras de susurros al oído,

es la vuelta a mi cuerpo en ochenta miradas,

es un viaje al centro de mi alma.

19.4.16

La Ley de las heridas

¿Conocéis esa situación cuando os hacéis una herida en la mano, en el codo o en la rodilla y todos los golpes que os dais después van a esa herida? ¿Sí? ¿Lo habéis sufrido?

Pues ahora imaginaos la herida en el corazón.

17.4.16

A Volante de Tordesillas

Hacía mucho que no participaba en una manifa y la de ayer me devolvió las ganas de seguir luchando para cambiar las cosas... Cada uno sabe cuáles son sus mejores armas para combatir, y en mi caso, creo poder decir que es la poesía. No escribo solo para desahogarme, sino para denunciar todo lo que veo en el mundo y me duele, y por ello, hace unos años sentí la necesidad de escribir por Volante, aquel bello toro que fue asesinado por los monstruos de Tordesillas.

Hoy quería compartir con vosotros aquella poesía que le escribí (con permiso de Lope y Violante). A lo mejor hoy no la hubiera escrito de esta forma, pero me niego a retocarla, esta poesía surgió así de aquella herida, de aquella pluma impotente con la esperanza de clavarse en el corazón de algún monstruo...

Un soneto me manda hacer Volante,
ya como espíritu de una vida arrancada,
que ha sucumbido tras ser lanzada
la última lanza del matón matante.

Tradición abominable de tortura, ¡no es arte!
ver cómo reducen a un inocente a la nada;
un noble animal que agoniza ante la mirada
de hordas bárbaras sedientas de su sangre.

Volante se pregunta si su dolor es necesario,
si su sacrificio regalará nuevos mañanas,
pues solo así habrá aceptado su suerte.

Quiere respuestas y no tengo palabras,
no hay razón para este acto sanguinario,
queda el llanto y la impotencia ante su muerte.

A Volante y a todos aquellos animales que sufren por los monstruos humanos, siempre con nosotros

15.4.16

Me llaman...

Creo que Belleza se debió de enfadar conmigo por mi estado temporal de total ausencia de sentimiento que sufrí este lunes. Desde entonces ha estado abofeteando mi alma con dosis de extrema belleza de una forma tan salvaje y brutal que siento dolor en el pecho.

Como Mägo de Oz, he visto venir un cuerpo de mujer (algún día os tengo que hablar de esto) hacia mí para susurrarme al alma lo más bello: una entrada en un blog y una pintura exquisita y una poesía hecha canción, una canción que se adhiere al alma, que la estruja con su belleza... Me gustaría poner vuestra mano en mi corazón para que sintierais como se estremece, como se mece, como se retuerce al ritmo de las palabras que le penetran violentamente...

Por eso hoy callo yo y dejo que ese poema hable con la preciosa voz de su autor. Os dejo la letra debajo del vídeo para que podáis deleitaros con ella y os aviso que es rap, pero os animo a dejaros estremecer por las palabras, por la acertada melodía que la acompaña y por la brutalidad del vídeo.


Me llaman vida, porque resurjo en cualquier parte,
me llaman luz, me llaman paz, me llaman arte.
Me llaman tiempo porque dicen que todo lo curo,
me llaman muerte, porque allí donde estés, llegaré seguro.
Me llaman símbolo, me llaman traición,
aquellos que al ver mi imagen se ahogan en su frustración.
Me llaman... y no pronuncian ningún nombre,
me llaman semi-dios, y se olvidan que soy un hombre.
Me llaman cambio, precursor, presumido y déspota,
me llaman visionario adelantado a mi época.
Me llaman agua, fuego, tierra, me llaman viento,
me llaman tormenta porque en cada aliento, libero líneas de sentimientos.
Me llaman estatua, porque disfruto estando solo,
me llaman mar, porque saben que nunca me conocerán del todo.
Me llaman lágrima, quizás por las lecciones que enseño,
me llaman fugitivo porque nunca, nunca tuve dueño.

Me llaman caricia porque mis palabras recorren tu piel,
me llaman pájaro, porque sé volar cuando me entrego al papel.
Me llaman infiel, me llaman ingenuo, cobarde, hipócrita y maestro,
me llaman Las Vegas por lo que apuesto,
me llaman Wall Street por lo que arriesgo.
Por mis abrazos me llaman oso, por mi rabia, tigre,
me llaman calle, no por peligroso, sino por impredecible.
Me llaman mago, druida, amigo y guía,
me llaman inocencia perdida, por mi sabiduría.
Me llaman sonrisa por lo sincero, me llaman fiero y caballero,
porque dejo que las frases siempre pasen primero.
Me llaman títere, desviado, payaso
¿supongo que soy lo que ellos temen ser acaso?
Me llaman iluso, me llaman genio y demonio, me llaman furia,
me llaman manicomio porque guardo dentro aquello que otros repudian.
Me llaman agitador, provocador, polémico,
sin dinero me llaman "triste loco", con dinero "divertido excéntrico".
Me llaman hermético, me llaman virus y germen,
me llaman disparo, quizás porque nunca han podido detenerme.
Me llaman pero no me vuelvo, me llaman rata, me llaman enfermo,
me llaman Manhattan porque nunca duermo.
Me llaman desierto porque parezco eterno...

Me llaman tantas cosas para bien o para mal,
hermosas o venenosas formas de hacerme inmortal.
Me aman o me odian, me quieren o me rechazan,
me llaman, para entregarme sus halagos, su amenaza.

Nach, siempre Nach

Gracias por leer y sentir, 
greetings from the coffin



11.4.16

No siento nada

Y cuando aún las lágrimas
son ríos de lava
que desgarran los ojos, derriten el alma,
ya no siento nada, no siento nada.

Y cuando ya las lágrimas
son manantiales de agua
que sanan los ojos, restauran el alma,
aún no siento nada, no siento nada.

8.4.16

El Lobo negro

Cuenta una leyenda india que una noche un anciano cherokee conversaba con su nieto sobre la batalla que tiene lugar en el interior de cada persona. Le dijo que dentro de cada uno de nosotros se libraba una batalla entre dos lobos: el lobo negro es malvado, violento, lleno de ira y agresividad; y el otro, el lobo blanco, es todo bondad, amor, alegría y compasión. El nieto le preguntó que cuál de los dos ganaría la batalla. Y el abuelo respondió: "Aquel que tú alimentes".

No sé si es porque soy Capricornio y los Capri tendemos a hacernos daño con nuestros propios pensamientos que alteran la realidad, o porque soy PAS y cualquier pequeño detalle nos puede sentar o bien como una flecha cupidesca de felicidad o como si nuestro corazón caminara por un suelo de alfileres, pero el caso es que todo empezó con una conversación el pasado martes.

Hace tiempo conocí a un chico por facebook con el que compartía interés por el paganismo y la espiritualidad. Hablamos de vez en cuando. Y el martes me dijo que era hermosa, tanto por fuera como por dentro, que tenía un jardín interior precioso y culminó en un "suerte el hombre que consiga conquistar tu corazón y tu alma, porque será el más afortunado del planeta".

Una persona normal se hubiera sentido halagada. A mí me empezó a susurrar mi lobo negro. Él no es violento, no me hace sentir ira ni agresividad, no me incita a odiar a los demás, ni a sentir envidia de nadie. No. Él me lleva por el camino del auto-desprecio, me hace menospreciarme, dudar de mí y así empecé a deshojarme en "me quieros" y "no me quieros".

Dejé de sentir que había algo bueno en mí, me cuestioné si realmente merecía la pena volcarme tanto con los demás como suelo hacerlo, que egoístamente ¿no merecía algo más?, que para qué me molestaba en seguir existiendo y que puede que haya gente a la que le guste, pero realmente estaba segura de que nunca iba a encontrar a nadie que se enamorara de mí porque realmente no hay nada bueno en mí por lo que mereciera la pena enamorarse...

Mientras el lobo negro me decía estas cosas, el lobo blanco empezó a actuar y así empezó la batalla. Me preparé para el choque con incienso, música de Lisa Thiel y silencio, sobre todo silencio. Mientras me duchaba, sentí que estaba a punto de ganar el lobo negro, pero creo que las lágrimas hicieron que su fuerza se fuera con ellas. Bueno, las lágrimas y aquella voz del lobo blanco que decía que todo esto era mentira y en el fondo yo era consciente de ello...

Nunca he creído en las casualidades, por ello siento que la Diosa también me hizo llegar un mensaje muy positivo a través de una publicación compartida en la página de David Wolfe que decía así:

"This letter is to you.
The you that's had a rough week. The you that seems to be under constant storm clouds. The you that feels invisible. The you that doesn't know how much longer you can hold on. The you that has lost faith. The you that always blames yourself for everything that goes wrong.
You are incredible. You make this world a little bit more wonderful. You have so much potential and so many things are coming your way, so please hang in there. You can do it."

Y también le pedí consejo al tarot. Por la noche me puse a barajar las cartas, sin pensar en nada, esperando a que una cayera... Porque con lo mal que se me da barajar alguna siempre se cae. Y en este caso fue el Cinco de Bastos:

De todas las cartas que hay, cae la que representa una lucha, como la que se estaba produciendo en mi interior entre los dos lobos. Gracias a ella terminé de cerrar la batalla y comprender el significado de todo.

Ahora que por fin he terminado de reordenar mis pensamientos después de pasear un rato por la Quinta de los Molinos, puedo decir que ya conozco el auténtico rostro de mi lobo negro, que ya soy realmente consciente de las armas con las que va a intentar doblegarme.

Y aunque aún no conozca el verdadero rostro de mi lobo blanco (sospecho que este es el principal objetivo de mi camino espiritual y por tanto, va poquito a poco) estoy empezando a vislumbrar algunas de sus facetas. Como la del amor. Pues gracias a él he aprendido que si el hecho de ser amado es maravilloso, el sentimiento que despierta el acto de amar es sencillamente sublime.

* * * * *

Mi único fin al contaros esto es que os pueda servir de ayuda en vuestros momentos más difíciles, y que de veros en ellos por favor quedaos con la preciosa carta que os he recogido antes. Aunque mi verdadero deseo es que nunca tengáis que enfrentaros a vuestro lobo negro, o de tener que hacerlo que sepáis hallar la sabiduría de vuestro lobo blanco para que no perdáis en cuantas batallas os meta el lobo de la ira...

Y ahora me dirijo a ti, solo a ti. Nunca permitas que este lobo te haga sentir que no merece la pena tu vida porque no es así. Al nacer se nos da la misión de ser la persona que somos, porque todos podemos tener lo que tienen los demás, pero el corazón que se halla detrás de esas posesiones (no solo en el plano material) es único, es solo tuyo, y solo tú puedes ser tú. La magia de estar vivo es saber que tu corazón es único y que nadie más puede hacerlo latir ¿no es esta una bendición maravillosa?

¡A vosotros, a ti, con el mayor de mis abrazos!
¡Gracias por leer!

7.4.16

St. Marien und St. Nikolai Friedhof

Desde hace unos años, a medida que he podido visitar cementerios, necrópolis, y entrar más en contacto con la muerte a través de la Historia, ha ido creciendo en mí la sensación de que me llevo mejor con los muertos que con los vivos. Me parecen menos egoístas y egocéntricos, menos dañinos, más agradecidos y me dan muchísimo menos miedo que los vivos...

Para mí ir a un cementerio es más que ir a un lugar de reposo en el que apreciar la sutil belleza de estatuas devoradas por Natura, es pasar un tiempo con aquellos nombres en lápidas que descansan allí, como si fuéramos colegas que quedamos de vez en cuando para contarnos nuestras cosas, ponernos al día y despedirnos con un cálido "¡hasta la próxima!".

Todas estas sensaciones se han multiplicado desde que la muerte se convirtió en mi tema de investigación por excelencia, sobre todo ahora que investigo sobre el olvido en la muerte, y he tomado mayor conciencia de lo bonito que es recordarlos. Así que sirva esta nueva sección como homenaje a los que ya fueron.

* * * * *

Aunque recupere aquí (si pincháis aquí abajo la etiqueta de "cementerios" podréis ver las anteriores entradas) los cementerios que ya compartiera, quería empezar revisitando con vosotros el cementerio de Berlín que visité hace ya siete años...

Recuerdo que no sé muy bien cómo, pero conseguimos llegar allí. Más que nada porque preguntábamos a la gente donde había un cementerio y solían mirarnos con cara rara. Así que después de dar varias vueltas, conseguimos dar con este que está situado en el distrito berlinés de Pankow.















Creo que las imágenes hablan por sí solas de la belleza del lugar, a pesar de que en aquella época estaba enamorada del filtro en blanco y negro de mi cámara... Me encantó poder pasear por allí, porque me encantan ver cementerios con Natura, es como asistir al teatro en el que se está representando la obra de la vida, la muerte y el renacimiento...

Sin duda, algún día volveré a Berlín, se me quedaron cosas por ver, y cuando buscaba el nombre de este cementerio encontré otros dos que necesito visitar.

Gracias por leer,
greetings from the coffin

5.4.16

En el principio fue el Papel

Pero no cualquier papel ^^. Lo bueno de tener insomnio y la mente hiperactiva es que mientras no puedes dormir tu mente maquina, divaga y termina teniendo revelaciones. Dos, en concreto.

Andaba yo pensando en que tenía pendiente escribir aquí una entrada sobre mis últimas compras de papelería en Ebay y quiso visitarme el dios Nabu para transmitirme sus mensajes (estoy convencida de que fue él, que para eso es el dios mesopotámico de la sabiduría y la escritura, y porque hemos perdido las buenas costumbres, que si no este buen dios tendría que ser nuestro patrón de las papelerías). Y claro ¿qué clase de persona sería si no las compartiera con vosotros?

Mirad qué mono el dios Nabu, stylus en mano y sobre su colega serpiente-dragón
1ª Revelación

Mirad como suena:
"BUFFET LIBRE EN PAPELERÍA"
¿Que no molaría tener esto al menos una vez al mes? Y con eso lo dejo todo dicho.

2ª Revelación

La segunda revelación me vino al pensar en cómo sería el lugar al que fuera tras la muerte si creyera en la existencia de un paraíso en el sentido cristiano más estricto. Y así en mi mente empezaron a mezclarse escenas de papelería, con el Paraíso del Génesis y la Jerusalén celestial del Apocalipsis y he aquí el resultado de este Paraíso de Papel:

1 Vino el Clip de Word y me mostró la ciudad santa del Papel. 2 Su resplandor era como el de una piedra muy preciosa, como jaspe cristalino. 3 Tenía una muralla grande y alta con doce arcos que dan acceso a la ciudad.
4 El que hablaba conmigo tenía un pack completo de reglas, para medir la ciudad, sus arcos y su muralla. La ciudad es un cuadrado. 5 La muralla está construida con estanterías y su material es la madera labrada; la ciudad es de escritorio puro semejante a los queen anne puros. 6 Los pilares de la muralla están decorados de toda clase de utensilios de escritura: el primer pilar es de cuadernos de una raya con espiral, el segundo es de carpetas de anillas, el tercero es de recambios de colores, el cuarto de fundas, 7 el quinto de agendas y libretas, el sexto de grapadoras y taladradoras, el séptimo de subrayadores, el octavo de rotuladores edding 1200, el noveno de bolígrafos stabilo point 88 0,4, el décimo de plumas estilográficas, el undécimo de lapiceros, el duodécimo de gomas y sacapuntas. 8 Y los doce arcos son doce palabras, cada uno de los arcos hechos de una sola palabra; y la plaza de la ciudad es de moqueta pura, silenciosa. 8 Pero no vi Caja para pagar alguna en ella. 9 La ciudad no necesita ni de sol ni de luna que la alumbren, porque la ilumina la gloria de la Lámpara de Araña. 10 Nada profano entrará en ella, ni los que cometen faltas de ortografía adrede ni los que usan típex a diestro y siniestro, sino solamente los inscritos en la Libreta.
11 Luego me mostró el río de lacre, brillante como el cristal, que brotaba de la plaza. 12 En medio de la plaza, a una y otra margen del río, está el árbol de la vida y de la ciencia del bien y del mal, cuyos frutos son manzanas de post-it; y sus hojas sirven de notas para los recordatorios.
13 Luego me dijo: "Estas palabras son ciertas y verdaderas; el Señor Papel, que inspira a los escritores, ha enviado a su Clip de Word para manifestar a sus fanáticos de la papelería lo que ha de suceder pronto".

Post-it de manzanas a.E. (antes de Eva y su mordisco)
Y esta fue mi noche de revelaciones. Después de aquello, me dormí y cuando me he despertado he sentido la necesidad de compartirlo con vosotros ^^. Entiéndase que en ningún momento he pretendido ofender a nadie aunque haya hecho mi propia versión del final del Apocalipsis ¿eh?

Gracias por leer,
greetings from the coffin

4.4.16

Premio One Lovely Blog Award

Tsukko me ha dado permiso para coger este "premio" de su blog y responder las preguntas que plantea, que en realidad era lo que me molaba ^^. Aun así, os dejo las reglas y todo lo demás para que lo tengáis presente.




Reglas:

  • Agradecer al blog que te nominó
  • Nominar 11 blogs
  • Contestar 11 preguntas
  • Crear 11 preguntas
1.- Una canción que te ponga enferma

La verdad es que tengo una noción bastante subjetiva de lo que es la música: solo concibo como música toda aquella que me hace sentir, y la que no, para mí no es música. Así que no hay una canción como tal que me ponga enferma, pero no soporto el "ruido" del reggaeton, de las discotecas y del 99,9 % de lo que se escucha en verano y en las radios (el 0,1% que me gusta es de Rock FM y emisoras así ^^).

2.- Una canción que despertaría a un muerto

Edwyn Collins, A girl like you. Sin duda. Cada vez que la escucho, siento en mi cuerpo la necesidad de bailarla con cierta sensualidad, no me puedo estar quieta con ella. Recuerdo además cuando iba a currar a las 7 de la mañana, aún un poco zombie, con mi mp3 en el metro y de repente sonaba esta canción: notas que tu cuerpo empieza a moverse ligeramente al ritmo de la canción y una preciosa voz masculina te canta en el oído que nunca había conocido a una chica como tú. Eso da alegría para todo el día ^^.


3.- Una canción para dedicar a alguien

The Phantom of the Opera, Wishing you were somehow here again. Ya se la dediqué en el primer aniversario de su muerte a mi pequeño ángel de cuatro patas, Blues, y siempre será su canción, por lo que dice la letra y por todo lo que me dio este pupetillo negro.


4.- Una canción que te hace llorar

Final Fantasy VI, Opera. Aunque lloro con el 80% de la música que escucho, he elegido la de esta escena del FFVI porque es la que tiene gran parte de culpa de que este Final sea mi segundo favorito. Aquí tenéis la versión en inglés con la escena del videojuego para que lo veáis, y os dejo la versión en japonés que es, sin ninguna duda, mi favorita. Toda la pieza me encanta, pero son 33 segundos los que me desgarran el alma y me hacen llorar (entre el minuto 10:00 y 10:33 en la versión japonesa). 33 putos segundos. Siempre que la escucho siento que la partitura en la que están escritos esos 33 segundos se levanta y se adhiere a mi piel para formar con mi cuerpo una jaula de barrotes partiturescos. Mi cuerpo se vacía por dentro y solo se queda mi alma allí encerrada. Pero no se queda quieta, empieza a moverse de un lado para otro, a chocar contra los límites de su nueva jaula, y como un animalillo detrás de una mariposa así persigue inútilmente las desgarradoras notas que desprende esta pieza. Mis ojos se inundan de lágrimas, mi piel se inunda de emociones, mis oídos se inundan de notas y realmente siento en mi interior los golpes que se da mi alma cuando la escucho...




5.- Una canción de tu grupo favorito

Mägo de Oz, Mägo de Oz. Realmente sería incapaz de tener solo "un" grupo favorito, pero aquí elijo a Mägo de Oz. Empecé a escucharlos en mi etapa más dura y sé que su música me ayudó a que mi corazón no se congelara del todo, me hicieron seguir con ganas de sentir cosas y me demostraron que merecía la pena seguir sintiendo. Y aunque adore la voz de José Andrea, me encanta esta canción de su primer álbum. 


6.- Una canción en español

Rata blanca, Mujer amante. Rata blanca es uno de mis grupos favoritos sin duda, y como antes he puesto Mägo de Oz, pues ahora voy con ellos. Me encanta la voz del cantante, me parece preciosa, y le encuentro súper mono. Y esta canción me parece sencillamente brutal, es de esas que nunca me canso de escuchar.


7.- Una canción en inglés

The Crüxshadows, Go away. Aquí va otro de mis grupos favoritos, y además últimamente el cuerpo me pide escucharlos más a menudo. Así que aquí os dejo una de las canciones que más me gustan. Es curioso, porque la canción es realmente triste, pero le encuentro cierta sensualidad, no sé a lo mejor es que soy un poquito sádica... ;P


8.- Una canción en otro idioma diferente

Andy Lau, Mu di. Me encanta el cine chino, en particular el cine épico. Y dentro del cine chino, Andy Lau es mi favorito, aunque Jiang Wen le sigue muy de cerca. Pero es que Andy Lau también canta y con una voz maravillosa, y canta canciones tan preciosas como esta (que es mi favorita) y encima a esta canción tan brutal le acompaña un vídeo que es una jodía' maravilla. Mu di lo tiene todo para que una parte de mi alma sea suya para siempre.


9.- Una canción de mi infancia

Carl Orff, Carmina Burana - O Fortuna. Mi padre tenía esta obra en vinilo y creo que debía de tener unos cinco años la primera vez que me la puso. Y desde entonces supe que otra parte de mi alma (parezco Voldemort...) estaría ligada a esta pieza. ¿Recordáis la sensación que me hacía sentir la pieza de FFVI? Pues con esta canción me pasa algo más exagerado; mi cuerpo vuelve a sentirse como una jaula pero esta vez mi alma se transforma en una fiera, en una bestia salvaje, que intenta desesperadamente escapar de un cuerpo que se le ha quedado demasiado pequeño... Y esta sensación me acompañó y me sigue acompañando ahora, más de veinte años después.


10.- Una canción actual

SiM, Killing me. Estos tíos son brutales, y esta canción aún más. Fue la primera que escuché de ellos,  y no puede faltar en mi lista porque mola un huevo y parte del otro (ale ya lo he dicho ^^).



11.- Una canción que te traiga a la mente un hermoso recuerdo

Ashram, Five steps. Creo que esta fue de las pocas veces que madrugué con gusto y además lo hacía con esta canción, que era la que llevaba en el móvil como despertador. Y todo ello fue cuando estuve de vacaciones en Berlín con los colegas de la universidad, de los mejores momentos que recuerdo. Y cada vez que escucho esta canción, me lleva a aquella habitación al lado del río en la que nos echábamos unas risas y nos hacíamos fotos ridículas, y luego salíamos a emocionarnos en los museos, a visitar iglesias y cementerios...


Y aquí termino, ya me diréis qué os han parecido las canciones y si os apetece hacerlo, adelante que ya me pasaré a cotillear ^^.

Gracias por leer,
greetings from the coffin