2017/10/13

Réquiem por Natura

Hoy he estado rebuscando en mis discos duros y me he encontrado con un Word en el que tenía guardados algunos de mis poemas.Y me he topado con este que os comparto ahora, uno que escribí poco a poco en el pupitre de mi instituto, porque hoy más de diez años después de aquellas palabras, aún sigo pensando igual.


Érase que se era
la tierna primavera
de luto por el entierro
de la Madre Naturaleza.

Y el ruiseñor silenció su voz
y escuchó el llanto del dolor
y una lágrima rodó
por la mejilla del ruiseñor.

¡Ay lágrima enamorada
de la mejilla del ruiseñor!
¡Qué suerte nacer en su lucero
para morir su dolor!

Pero el hombre no lloró,
tenía otra cosa en qué pensar
antes que el dolor natural
estaba el bienestar artificial.

¿De qué sirven el dinero
y la sociedad, preguntó el ruiseñor,
si la evolución del corazón
solo va hacia atrás?

Érase que se era 
la muerte de Naturaleza.

Gracias por leer,
greetings from the coffin

2017/09/25

W-log: Mi ajetreado mes de Septiembre

"Llegará el día en que nosotros
también seremos.
Ese día no ha llegado."
~ Akira, Katsuhiro Otomo

He decidido hacer de vez en cuando entradas tipo writing-log (wlog) en la que os contaré a modo de diario lo que he ido haciendo en estos días. A falta de una semana para terminar este mes de septiembre, puedo decir que ha sido un gran mes. Llevo todo este año teniendo altibajos emocionales, principalmente por el tema del curro, porque sigo igual que el año pasado, y que el anterior: sin trabajo y sin esperanzas de encontrar uno en las próximas fechas. Y eso me ha llevado a sentirme inútil, a abandonar proyectos que tenía por ahí porque 'total, ¿para qué?', y encima el tratamiento me seguía destrozando el estómago, así que me sentía bastante desganada en general.

Pero llegó septiembre y sentí la energía de la vuelta al cole. Es una época que siempre me ha gustado porque todo se llena de productos de papelería, que son mi auténtica perdición. El caso es que llegó septiembre y sentí que quería volver a retomar mis proyectos, volver a hacer cosas. Ya os hablaré de estos proyectos algo más adelante cuando ya los tenga más avanzados y podáis (espero) disfrutar mejor de ellos. 

Y más allá de mis nuevas energías renovadas, también me han sucedido varias cosas. Me llamaron del SEPE para hacer un curso online de Prevención de Riesgos Laborales y ahí he estado un par de semanas concentrada con él para enviar cuanto antes los exámenes. Ahora estoy esperando los resultados, a ver si me mandan el título y bueno, así tengo algo más que añadir al CV. No sé si habréis visto la película de El bibliotecario (es algo malilla, pero está entretenida), pero a este paso me voy a acabar pareciendo al protagonista... Por otro lado, fui a revisión por lo del tratamiento y tengo que celebrar que me lo han suspendido durante seis meses para ver cómo reacciono y cómo va mi hígado. A la vuelta de esos seis meses me esperan más pruebas, pero por lo menos estos meses podré descansar, sobre todo mi estómago podrá recuperarse algo.

El jueves 14 de septiembre, el Sr. Invierno y yo fuimos al cine Capitol para poder ver en pantalla grande (atención, atención) Akira, la mítica película de Katsuhiro Otomo. Recuerdo haberla visto hace muchísimos años que me dejaron algunas escenas de la película grabadas en la memoria, y fue una auténtica delicia poder verla de nuevo en grande y en versión original subtitulada. Salimos encantados de allí.

Me he dejado para el final lo más importante y maravilloso que me ha pasado este septiembre, y tiene todo que ver con esta foto:


Aprovechando que el Sr. Invierno tenía vacaciones nos fuimos de viaje... ¡a Roma! Y me vais a perdonar, pero las siguientes entradas que haga en el blog van a ser sobre este viaje. Sinceramente, aún no me creo que haya estado en Roma, lo siento casi más como un sueño que como un recuerdo. Pero he estado allí, el Sr. Invierno puede dar fe de ello, las fotos que he hecho dan fe de ello, los billetes de avión dan fe de ello, así que solo puedo creer que realmente pisé el mismo suelo que vio surgir a emperadores y papas, y dar las gracias por haber podido hacerlo.

* * * * *

Pero ya toca volver a esta rutina sin rutina, y después de haber descansado (porque nos pateamos Roma bien pateada), me estoy volviendo a centrar en mis proyectos y también en mis redes sociales. Las quiero desarrollar mejor y por eso he estado pensando en separarlas y hacerlas temáticas, para no compartir lo mismo en tres sitios distintos. Así que al final las he organizado de esta forma:
  • Facebook: Aquí compartiré sobre todo imágenes y textos de temática pagana, brujeril, chamánica y druídica, es decir, mi lado más espiritual.
  • Twitter: Lo dejaré para mi vena más friki, en especial, cosas de videojuegos, y también para compartir noticias de historia, o cualquier cosa que se me cruce por la pantalla y tenga que compartirla.
  • Instagram: Por aquí compartiré imágenes de mi día a día, no tendrá ninguna temática en especial, salvo mostrar pequeños pedacitos de mi vida.
Y dicho esto, sed bienvenidos a mis espacios si nos encontramos en estos días por allí ^^. Me resta pediros perdón si esta entrada ha quedado un poco caótica, pero mi mente aún sigue paseando por la arena del Coliseo y todavía tiene para rato. ¿Y vosotros? ¿Cómo ha sido vuestro septiembre? Que tengáis un feliz fin de septiembre y gracias por todo, por estar aquí, por vuestros correos y mensajes, por apoyarme aun cuando no veía nada que mereciera la pena apoyar, por todo.

Gracias por leer,
greetings from the coffin

2017/08/31

Visita a la Villa Romana de Almenara-Puras

"Están locos estos romanos"
~Toda la aldea de irreductibles galos

Cerca del conocido emplazamiento de Olmedo (por aquello del caballero) en Valladolid se encuentra el pueblo de Almenara, en cuyos alrededores se sitúa el conjunto museístico de Almenara-Puras. Y digo museístico porque está formado por los siguientes espacios: el Museo de las Villas Romanas, una recreación a menor escala de una villa bajoimperial, un parque temático para los más pequeños, y la Villa Romana de Almenara-Puras, que es de la que os quiero hablar hoy.

La verdad es que el museo está bastante bien, ofrece una magnífica información de lo que era la vida en estas villas a través de maquetas, audiovisuales. paneles explicativos, dioramas y piezas (tanto originales como reproducciones) que nos ayudan a entender mejor el desarrollo de la vida en estas viviendas rústicas. Como siempre no pude evitar pasarme más rato en la zona en la que hablaban sobre el mundo religioso y el mundo funerario (y hacer las respectivas fotos de lápidas e inscripciones funerarias).

La recreación de la villa bajoimperial es visitable, pero solo se puede hacer con visita guiada y en el turno de tarde (que es cuando fui a verla), la visita era demasiado tarde y no nos quedamos a ella. Al fin y al cabo, lo que más me importaba era ver la villa real, los restos arqueológicos en sí, y mi padre y yo pudimos disfrutarlo completamente solos.

Es una villa enorme y está muy bien conservada. Principalmente lo que mejor se puede apreciar (o casi lo único que se puede apreciar) es la planta de la villa y los mosaicos con los que decoraban los suelos. Y para ello se ha construido una pasarela que hace el recorrido sin ser invasivo con el yacimiento. Sobre la villa en sí, decir que es de época bajoimperial ya que se construyó en el siglo IV y estuvo habitada hasta el siglo siguiente. Lo que más nos sorprendió es que estuviera emplazada en mitad de la nada, porque realmente no hay nada relativamente cerca, incluso el pueblo al que pertenece (Almenara) está algo lejos. Más tarde leímos que pudo estar conectada a alguna vía secundaria que recorriera la zona.

Aquí os dejo un plano de la villa para que podáis ver la planta:


La villa está articulada en torno a dos patios, a partir de los cuales se extienden salas, salones, comedores y dormitorios. La zona destinada a la servidumbre y a los almacenes se encuentra situada en la parte inferior derecha del plano, mientras que las termas y baños, en la superior. Y ahora os dejo con algunas de las fotos que hice:

Las termas viejas

Habitaciones cercanas a la gloria

Detalle del mosaico de la habitación de la fotografía anterior

Más habitaciones con mosaicos en los suelos

Más habitaciones

Detalle del patio con el vestíbulo al fondo

Salas que comunican los dos patios

Zona de hornos para las habitaciones con ambiente caliente, templado y frío

Mosaico de los peces, al lado de la habitación de ambiente templado (lo que más me maravilló del lugar)

Detalle de los mosaicos en las habitaciones

Salón con mosaico central dedicado a Pegaso
Espero que os haya gustado esta pequeña visita virtual a la villa de Almenara-Puras tanto como yo disfruté caminando por encima de sus restos.

Gracias por leer,
greetings from the coffin

2017/08/09

Poema: A sangre y plumas

(Fuente)

Llenas están 
mis manos de sangre;
las tiñen las alas
que intentan cortarme.

Sus plumas lloran
perlas carmesíes,
y en laberintos agrietados
mis ojos se derriten.

¡Qué pequeña es la caja
en la que intentan meterme!
¡Mis alas no entran!
El vuelo no emerge...

Dolor, asfixia,
y sangre en las pupilas.
El silencio del derrotado.
La muerte en vida.

Gracias por leer,
greetings from the coffin