2017/08/31

Visita a la Villa Romana de Almenara-Puras

"Están locos estos romanos"
~Toda la aldea de irreductibles galos

Cerca del conocido emplazamiento de Olmedo (por aquello del caballero) en Valladolid se encuentra el pueblo de Almenara, en cuyos alrededores se sitúa el conjunto museístico de Almenara-Puras. Y digo museístico porque está formado por los siguientes espacios: el Museo de las Villas Romanas, una recreación a menor escala de una villa bajoimperial, un parque temático para los más pequeños, y la Villa Romana de Almenara-Puras, que es de la que os quiero hablar hoy.

La verdad es que el museo está bastante bien, ofrece una magnífica información de lo que era la vida en estas villas a través de maquetas, audiovisuales. paneles explicativos, dioramas y piezas (tanto originales como reproducciones) que nos ayudan a entender mejor el desarrollo de la vida en estas viviendas rústicas. Como siempre no pude evitar pasarme más rato en la zona en la que hablaban sobre el mundo religioso y el mundo funerario (y hacer las respectivas fotos de lápidas e inscripciones funerarias).

La recreación de la villa bajoimperial es visitable, pero solo se puede hacer con visita guiada y en el turno de tarde (que es cuando fui a verla), la visita era demasiado tarde y no nos quedamos a ella. Al fin y al cabo, lo que más me importaba era ver la villa real, los restos arqueológicos en sí, y mi padre y yo pudimos disfrutarlo completamente solos.

Es una villa enorme y está muy bien conservada. Principalmente lo que mejor se puede apreciar (o casi lo único que se puede apreciar) es la planta de la villa y los mosaicos con los que decoraban los suelos. Y para ello se ha construido una pasarela que hace el recorrido sin ser invasivo con el yacimiento. Sobre la villa en sí, decir que es de época bajoimperial ya que se construyó en el siglo IV y estuvo habitada hasta el siglo siguiente. Lo que más nos sorprendió es que estuviera emplazada en mitad de la nada, porque realmente no hay nada relativamente cerca, incluso el pueblo al que pertenece (Almenara) está algo lejos. Más tarde leímos que pudo estar conectada a alguna vía secundaria que recorriera la zona.

Aquí os dejo un plano de la villa para que podáis ver la planta:


La villa está articulada en torno a dos patios, a partir de los cuales se extienden salas, salones, comedores y dormitorios. La zona destinada a la servidumbre y a los almacenes se encuentra situada en la parte inferior derecha del plano, mientras que las termas y baños, en la superior. Y ahora os dejo con algunas de las fotos que hice:

Las termas viejas

Habitaciones cercanas a la gloria

Detalle del mosaico de la habitación de la fotografía anterior

Más habitaciones con mosaicos en los suelos

Más habitaciones

Detalle del patio con el vestíbulo al fondo

Salas que comunican los dos patios

Zona de hornos para las habitaciones con ambiente caliente, templado y frío

Mosaico de los peces, al lado de la habitación de ambiente templado (lo que más me maravilló del lugar)

Detalle de los mosaicos en las habitaciones

Salón con mosaico central dedicado a Pegaso
Espero que os haya gustado esta pequeña visita virtual a la villa de Almenara-Puras tanto como yo disfruté caminando por encima de sus restos.

Gracias por leer,
greetings from the coffin

2017/08/09

Poema: A sangre y plumas

(Fuente)

Llenas están 
mis manos de sangre;
las tiñen las alas
que intentan cortarme.

Sus plumas lloran
perlas carmesíes,
y en laberintos agrietados
mis ojos se derriten.

¡Qué pequeña es la caja
en la que intentan meterme!
¡Mis alas no entran!
El vuelo no emerge...

Dolor, asfixia,
y sangre en las pupilas.
El silencio del derrotado.
La muerte en vida.

Gracias por leer,
greetings from the coffin

2017/08/07

No esperes que te cuente

o esperes que te cuente anécdotas de días en los que no sé cómo acabé despertando donde lo hice, porque no las tengo. No esperes que te cuente historias de mis borracheras, porque no las tengo. No esperes que te cuente trastadas que hice culpando al alcohol y a otros vicios, porque no las tengo. No esperes que te cuente situaciones en las que me reí de otra persona por ser diferente, por estar enferma o por estar en línea directa con mis prejuicios, porque no las tengo. No esperes que te cuente horrores de cuando me dedicaba a molestar a los animales por placer, porque no los tengo. No esperes que te cuente mis salidas a discotecas en las que trataba a la gente con absoluta falta de empatía y con un completo egoísmo, porque no las tengo. No esperes que te cuente de mis bailes en sitios abarrotados al son de música misógina, porque no los tengo. No esperes que te cuente de las tardes que malamente las llaman "de chicas", porque no las tengo. No esperes que te cuente sobre el coche de mis sueños, porque no lo tengo. No esperes que te cuente que mi deseo es colocarme en cualquier empresa para ganar dinero a toda costa, porque no lo tengo...


Pero siéntate a mi lado, al fuego de la luz de Luna Llena, y te hablaré. Te hablaré de la belleza de perderse en el universo de los ojos de un animal. Te hablaré de la danza salvaje que invade mi cuerpo cuando la plena Luna me baña con su esplendor. Te hablaré de los abrazos gentiles que nos regalan nuestros hermanos árboles. Te hablaré de las melodías con las que se despiertan las plantas, y con las que se acuestan las flores. Te hablaré del jugueteo del viento cuando nos susurra mensajes de la Gran Madre. Te hablaré de las vidas que se esconden detrás de cada carta del oráculo. Te hablaré de ancestros, y de antepasados, y de los hombres que vivían en armonía con el Gran Espíritu. Te hablaré de la magia de las piedras, de los poderes de los cristales. 

Siéntate a mi lado y te hablaré de las sabias palabras de quienes sabían que la Naturaleza jamás tendría dueño. Te hablaré de la tierra natural y su ausencia de fronteras. Te hablaré de qué se siente cuando la Diosa te abraza. Te hablaré de la divinidad que hay en ti, y también en el resto de las cosas. Te hablaré del misterio de la Luna, que permanece oculto en cada mujer. Te hablaré de las energías que nutren mi cuerpo y de los animales de poder que nutren mi espíritu. Te hablaré de búsquedas y encuentros, de viajes astrales y viajes interiores. Te hablaré del cuidado de las palabras, porque ellas nos permiten ser quienes somos.

Siéntate a mi lado y te hablaré de las lágrimas con las que nos bañan el Cielo y la Tierra. Te hablaré del sabor de la victoria cuando batallas contra tus dos lobos internos. Te hablaré de lo que se siente al ser derrotado, y de lo que se aprende al ser derrotado. Te hablaré de la firmeza con la que das los pasos cuando te sabes en el camino correcto. Te hablaré de que aquí no existe la soledad, aunque camines solo. Te hablaré de las formas en que la Diosa se manifiesta y te abraza el corazón. Te hablaré de plantas y animales, de vientos y árboles, y del consejo que puedes tomar de ellos. Te hablaré del tarot y de sus secretos. Te hablaré de los sueños, de aquellos que ocurren con los ojos cerrados y de los que suceden estando despiertos. Te hablaré de los senderos de la bruja, y las visiones de la chamana.

Siéntate a mi lado y te hablaré. De todo esto y más. Tú eliges. 

Gracias por leer,
greetings from the coffin