2016/04/08

El Lobo negro

Cuenta una leyenda india que una noche un anciano cherokee conversaba con su nieto sobre la batalla que tiene lugar en el interior de cada persona. Le dijo que dentro de cada uno de nosotros se libraba una batalla entre dos lobos: el lobo negro es malvado, violento, lleno de ira y agresividad; y el otro, el lobo blanco, es todo bondad, amor, alegría y compasión. El nieto le preguntó que cuál de los dos ganaría la batalla. Y el abuelo respondió: "Aquel que tú alimentes".

No sé si es porque soy Capricornio y los Capri tendemos a hacernos daño con nuestros propios pensamientos que alteran la realidad, o porque soy PAS y cualquier pequeño detalle nos puede sentar o bien como una flecha cupidesca de felicidad o como si nuestro corazón caminara por un suelo de alfileres, pero el caso es que todo empezó con una conversación el pasado martes.

Hace tiempo conocí a un chico por facebook con el que compartía interés por el paganismo y la espiritualidad. Hablamos de vez en cuando. Y el martes me dijo que era hermosa, tanto por fuera como por dentro, que tenía un jardín interior precioso y culminó en un "suerte el hombre que consiga conquistar tu corazón y tu alma, porque será el más afortunado del planeta".

Una persona normal se hubiera sentido halagada. A mí me empezó a susurrar mi lobo negro. Él no es violento, no me hace sentir ira ni agresividad, no me incita a odiar a los demás, ni a sentir envidia de nadie. No. Él me lleva por el camino del auto-desprecio, me hace menospreciarme, dudar de mí y así empecé a deshojarme en "me quieros" y "no me quieros".

Dejé de sentir que había algo bueno en mí, me cuestioné si realmente merecía la pena volcarme tanto con los demás como suelo hacerlo, que egoístamente ¿no merecía algo más?, que para qué me molestaba en seguir existiendo y que puede que haya gente a la que le guste, pero realmente estaba segura de que nunca iba a encontrar a nadie que se enamorara de mí porque realmente no hay nada bueno en mí por lo que mereciera la pena enamorarse...

Mientras el lobo negro me decía estas cosas, el lobo blanco empezó a actuar y así empezó la batalla. Me preparé para el choque con incienso, música de Lisa Thiel y silencio, sobre todo silencio. Mientras me duchaba, sentí que estaba a punto de ganar el lobo negro, pero creo que las lágrimas hicieron que su fuerza se fuera con ellas. Bueno, las lágrimas y aquella voz del lobo blanco que decía que todo esto era mentira y en el fondo yo era consciente de ello...

Nunca he creído en las casualidades, por ello siento que la Diosa también me hizo llegar un mensaje muy positivo a través de una publicación compartida en la página de David Wolfe que decía así:

"This letter is to you.
The you that's had a rough week. The you that seems to be under constant storm clouds. The you that feels invisible. The you that doesn't know how much longer you can hold on. The you that has lost faith. The you that always blames yourself for everything that goes wrong.
You are incredible. You make this world a little bit more wonderful. You have so much potential and so many things are coming your way, so please hang in there. You can do it."

Y también le pedí consejo al tarot. Por la noche me puse a barajar las cartas, sin pensar en nada, esperando a que una cayera... Porque con lo mal que se me da barajar alguna siempre se cae. Y en este caso fue el Cinco de Bastos:

De todas las cartas que hay, cae la que representa una lucha, como la que se estaba produciendo en mi interior entre los dos lobos. Gracias a ella terminé de cerrar la batalla y comprender el significado de todo.

Ahora que por fin he terminado de reordenar mis pensamientos después de pasear un rato por la Quinta de los Molinos, puedo decir que ya conozco el auténtico rostro de mi lobo negro, que ya soy realmente consciente de las armas con las que va a intentar doblegarme.

Y aunque aún no conozca el verdadero rostro de mi lobo blanco (sospecho que este es el principal objetivo de mi camino espiritual y por tanto, va poquito a poco) estoy empezando a vislumbrar algunas de sus facetas. Como la del amor. Pues gracias a él he aprendido que si el hecho de ser amado es maravilloso, el sentimiento que despierta el acto de amar es sencillamente sublime.

* * * * *

Mi único fin al contaros esto es que os pueda servir de ayuda en vuestros momentos más difíciles, y que de veros en ellos por favor quedaos con la preciosa carta que os he recogido antes. Aunque mi verdadero deseo es que nunca tengáis que enfrentaros a vuestro lobo negro, o de tener que hacerlo que sepáis hallar la sabiduría de vuestro lobo blanco para que no perdáis en cuantas batallas os meta el lobo de la ira...

Y ahora me dirijo a ti, solo a ti. Nunca permitas que este lobo te haga sentir que no merece la pena tu vida porque no es así. Al nacer se nos da la misión de ser la persona que somos, porque todos podemos tener lo que tienen los demás, pero el corazón que se halla detrás de esas posesiones (no solo en el plano material) es único, es solo tuyo, y solo tú puedes ser tú. La magia de estar vivo es saber que tu corazón es único y que nadie más puede hacerlo latir ¿no es esta una bendición maravillosa?

¡A vosotros, a ti, con el mayor de mis abrazos!
¡Gracias por leer!

11 comentarios:

  1. En principio entiendo tu reacción completamente, a cuando te dicen algo 'bonito', lo que piensan que es un halago, que tu te lo tomes mal, que pienses demasiado y empieces a sentirte incómoda por ello. Yo hacía lo mismo, pensaba lo mismo que tú pero... al final encontré mi fuerza. No sé ya si será mi lobo blanco y mi lobo negro, yo sé que a veces esa fuerza me acompaña y otras veces no. Pensaba que nadie podía quererme, que mi existencia no importaba pero no sé cómo lo superé.
    De todas formas admiro que consigas por acabar entendiendo todo lo que pasa en tu interior, comprenderlo y 'ponerle rostro' como dices.
    Bonitas palabras las del final, las tendré en cuenta~~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He usado la leyenda del lobo blanco y el lobo negro porque es con la que más me siento identificada, pero cada uno es libre de llamarlo como quiera, con "fuerza" también puede valer ^^.
      Sinceramente creo que a todos aquellos que se dedican o nos dedicamos al autoconocimiento, en algún momento suena el click que nos permite ir comprendiendo un poquito más de lo que nos sucede. Estoy convencida de que me llegó a mi la hora, y en el momento adecuado seguro que logras entender de dónde te nace esa fuerza ^^.
      ¡Me alegro de que te hayan gustado esas palabras, y ojalá te ayuden si alguna vez lo necesitas!

      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Supongo que yo, por mi forma de ser, no alimento del todo a ninguno de los dos lobos pues a veces es más interesante la batalla que el desenlace. Y como mis límites morales son bastante laxos, a veces da la casualidad de que el lobo negro el blanco, y viceversa.

    De todos modos, es igual: mientras los lobos se pelean por los restos, hay un zorro que les está robando la carroña.Y. qué quieres que te diga, la vida de un zorro siempre merece la pena. Incluso las facetas más terribles que la gente no suele conocer. Ah, y no hablo metafóricamente, en serio, los zorros tiene un lado desagradable que la gente no suele conocer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces ni siquiera es interesante la batalla o el desenlace, sino la razón... Sabiendo cómo se inicia se puede detener a tiempo la próxima vez que alguno de los lobos ande dando guerra. Otras veces, es interesante el desenlace para conocer un poquito más de tu mayor enemigo, que es uno mismo... Evidentemente cada uno lo siente a su manera, mi único deseo era que mi experiencia sirviera de ayuda a otros...

      Y sobre los zorros que roban carroña a los lobos, pues metafóricamente hablando (ahora sí ;P), espero no tener un zorro interior dando por saco a los lobos que al final voy a terminar teniendo un zoológico en el interior... Pero sí, todo el mundo (personas, animales, plantas) tienen su lado oscuro, que muchas veces suele pasar desapercibido... Y los zorretes no iban a ser menos XD

      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. Yo siempre tengo esa lucha en mi cabeza. Se dan treguas, se separan, hacen sus descansos, pero siempre vuelven. Comprendo que es algo que te deja exhausto,y aprecio mucho tu forma de sobrellevarlo; yo no soy capaz de lidiar con ello con tanta entereza. Me alegro de que el lobo blanco ganase. Es el que siempre debería ganar. Muchas gracias por compartir tu experiencia y tu reflexión; realmente me ha servido de gran ayuda, me ha hecho darme cuenta de que tengo mucho que reflexionar.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de leerte y se me ha emocionado la piel... Si de verdad te ha servido de ayuda, entonces esta entrada ha cumplido su cometido, y doy las gracias por ello ^^.
      Creo que es una cuestión de buscar el autoconocimiento, de pensar por qué se dan estas cosas y tratar de contrarrestarlas de la mejor forma posible, que no es más que sacando lo maravilloso que tienes dentro de ti.
      ¡Muchos ánimos y que tu lobo blanco te ayude en tu camino!

      Eliminar
    2. Llevo mucho tiempo intentando conocerme y tengo la impresión de que cada vez estoy más perdida xDD. Iba a intentar explicarte qué cosas se pasean por esta cabecita, pero no sabría decirte xDDD. Simplemente soy... Especial. JAJAJAJAJA. No sé, soy muy sensible, todo me afecta demasiado lo que quiere decir que cualquier tontería puede poner a mi lobo blanco contra las cuerdas y al lobo negro a punto de dejarlo K.O, así hablando en plan metafori-cutre Jajajajajajajajaja.Estoy intentando encontrar una forma de encontrar la calma y una cierta "insensibilidad" quizás? Para aprender a sobrellevar mejor las cosas. Cómo ves en esta entrada y en otra que te he escrito por ahí me tienes hoy muy reflexiva, cuando te leo me pongo muy reflexiva, y eso me gusta, he de decir xDD me entran muchas ganas de encontrar mi camino, aunque no sepa cuál es xDD.
      ¡Muchas gracias guapa!¡Lo mismo te digo!

      Eliminar
    3. El primer paso para encontrarse es perderse XD. Mira, siguiendo con nuestras confesiones (aunque en la entrada de No siento nada ya te he largado más cosas jejeje) el 2014 fue para mí un año devastador, me perdí de una forma que no te puedes imaginar, de pronto nada tenía sentido, y yo no era más que un cascarón vacío...

      Hay una frase muy buena que la verdad es que tiene mucha razón y dice así: "la religión es para los que creen en el infierno; la espiritualidad, para quienes ya han estado en él". Es cierto, en mi caso me tienen un asiento reservado allí en la zona VIP y ya te digo que hace un par de años además del asiento me regalaron una parcela por mi fidelidad.

      En aquel tiempo fue un momento de renovarse o morir, y aunque aún a día de hoy todavía sigo bajando de vez en cuando allí, porque soy como tú, cualquier cosa, por sutil o simple que sea, es suficiente para devastarme, poco a poco voy conociéndome, escuchándome, haciendo caso a lo que me dice mi cuerpo ^^.

      Siempre me ha parecido bonito imaginar este sendero como un laberinto, claro que puede ser porque me encantan los laberintos, pero creo que es muy cierto eso de que cuando más perdido estés más fácil te encontrarás, así que seguro que en breve te descubres habiendo aprendido alguna cosa nueva de ti ^^.

      ¿Y me dejarás saberlo, por fa? ¡Gracias a ti por tus palabras y comentarios reflexivos! Celebro que te guste este tipo de conversación XD.

      Eliminar
    4. Visto así... Jajajajajajaja. Yo estuve jodidilla en el 2014 también, mucho y demasiado, estuve al borde del precipicio, y lo cuento de pura chorra. Siempre he andado perdida, pero ese año, perdí el norte completamente, se me desconectó algún cable en el cerebro más de lo normal. Aunque ya estoy mejor, sigo teniendo un pie en el infierno y otro en la tierra por así decirlo, así que es fácil verme rondando por mi propio sitio VIP allí. Algún día nos encontramos xDDD. Yo intento imaginármelo un poco así, pero cuando entro en esa vorágine destructiva me enajeno y me cuesta mucho encontrar positivismo en mí al que aferrarme, o un poco de cordura para ser capaz de trepar hasta la luz. Lo cual hace todo muy complicado xD
      Lo sabrás jajajajajajaja. No te he contestado antes porque estaba liada y un poco embotada como para hablar de sentimientos; tengo todavía un correo que devolverte; dame tiempo, lo haré jajajajajajaja.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    5. Jajaja o sea que si no nos vemos aquí, al menos nos veremos en el infierno, es bueno saberlo... Mira, algo bueno tenía que tener esto ^^.
      Vamos que el 2014 fue un año de mierda, la verdad es que lamento leer eso, pero me alegra que hayas seguido adelante y nos hayamos encontrado XD

      Y no te preocupes por lo del correo, tú cuando puedas/quieras/te venga bien, que joer ya quedamos en que nos contestaríamos cuando pudiéramos XD

      ¡Un abrazo, preciosa!

      Eliminar
  4. Jajajajajajajaja eso es bueno, ¡el positivismo arriba! xD.
    Sí, parece ser que 2014 fue un año bastante catastrófico pero, siguiendo la línea de positividad que llevamos, por lo menos seguimos aquí para contarlo y aprender de ello:3.
    Cierto cierto, pero me da palo; soy de contestar súper rápido y es como ains, que estoy pecando por tardar jajajajajajajajajaja.
    ¡Otro para ti guapa!

    ResponderEliminar

Deje un comentario inmediatamente si le viene bien, y si no le viene bien déjelo igualmente XD